Fachada trasera del teatro Liceo

(Trasera del Liceo, un hipotético nº 25 de la calle Pozo Amarillo)



El último tramo de la vieja calle del Pozo Amarillo lo ocupaba la fachada trasera del teatro Liceo, inaugurado en 1864, y que antes debieron ocupar los muros del convento de san Antonio el Real. A partir de allí la calle giraba ligeramente hacia la calle de la Reina convirtiéndose en la calle Caleros, subtitulada en el siglo XIX como bajada del Pozo Amarillo. 

Aparte de servir acceso secundario al teatro del Liceo, se encontraba aquí el cuarto de la máquina de luz eléctrica que proporcionaba la iluminación al teatro, adquirida sin duda para aliviar o eliminar la factura con la empresa de Carlos Luna, la Electricista Salmantina, contratada desde 1889, tras la entrada en vigor una nueva norma para la iluminación de los teatros en la que se hacía obligatorio el uso de luz eléctrica por motivos de seguridad. 

La máquina debió de instalarse en los primeros meses de 1897, porque ese año el ayuntamiento decidió conceder la exención de pago del carbón consumido por ella y comenzaron las protestas de los vecinos de la calle del Pozo Amarillo por las molestias producidas por sus humos.

No afectó el nuevo alineamiento de la calle a este tramo ya que se encontraba aproximadamente dentro del trazado. Esta circunstancia y el carácter de la propiedad motivaron que apenas modificara su aspecto con los años como muestran las fotografías del vuelo aerostático de 1915 y de Cándido Ansede, Guzmán Gombau, Francisco Ruano y Pablo Almeida. Desconocemos el año de construcción de las edificaciones que se aprecian en estas imágenes, indudablemente anterior a 1915. 


Detalle de la trasera del teatro Liceo en la fotografía obtenida por un aerostato militar en 1915


Cándido Ansede 1920-1930

    

Guzmán Gombau, década de 1950

Francisco Ruano, década de 1980
    
Pablo Almeida, 1990


Sabemos que la máquina de vapor estuvo al menos hasta septiembre de 1906 cuando se produjo una fuerte tormenta que inundó el cuarto de la misma. Fernando Torres Villar, hijo de Eufrasia Villar y Cándido Torres ambos grandes compradores de terrenos en la zona, solicitó en 1930 licencia para la reforma de los huecos de la fachada del nº15 de la calle Pozo Amarillo, número que correspondería a la trasera del Liceo en la antigua numeración. D. Fernando Torres adquirió la totalidad de las acciones del condominio del teatro Liceo en los años 40, lo cual nos lleva a pensar que su adquisición comenzaría algunos años antes.

El teatro Liceo cerró en 1992 y tras la adquisición a la familia Torres por el ayuntamiento de Salamanca fue rehabilitado desde 1998 con la dirección del arquitecto D. Fernando Bueno y Vicente hasta su reinauguración en 2002. Se construyó entonces el edificio actual por el Pozo Amarillo que, además de servir de muelle de carga y descarga, para las necesidades de teatro alberga dependencias de la fundación Salamanca Ciudad de Cultura.



César Hernández R.
Bg 02/03/21 Rev.00






Fuentes generales para el artículo íntegro sobre la calle del Pozo Amarillo

Prensa histórica:

Adelante, Crónica de Salamanca, El Eco popular, El Federal salmantino El Semanario salmantino, El Adelanto, Revista del Círculo Agrícola Salmantino, El Fomento, El Progreso, La Liga de Contribuyentes de Salamanca, La Semana Católica de Salamanca, Diario de Salamanca, La Opinión, El Lábaro, Noticiero salmantino, El Castellano, Boletín del Ayuntamiento de Salamanca y El Eco Escolar.

Aportación al estudio de la Nobleza Salmantina en la Edad Moderna a través de sus casas. Clara Isabel López Benito Mª Nieves Rupérez Almajano STVDIA HISTÓRICA. HISTORIA MODERNA, XI (1993). 

Quadrado. España : sus monumentos y artes, su naturaleza e historia Tomo III Salamanca, Ávila y Segovia. 1884

Julián Álvarez Villar. De Heráldica Salmantina. Ayuntamiento de Salamanca y Colegio de España, 1997

Javier Gómez de Olea y Bustinza. Una falsificación nobiliaria más: la del título de Marqués de la Roqueta. BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA MATRITENSE DE HERÁLDICA Y GENEALOGÍA. Nº61 CUARTO TRIMESTRE 2006

Manuel Villar y Macías. Historia de Salamanca

David Senabre López. Desarrollo urbanístico de Salamanca en el siglo XX (Planes y Proyectos en la organización de la ciudad). 1ª edición. Salamanca: Consejería de Fomento. Junta de Castilla y León, 2002.

Tomás Cámara y Castro, Vida de san Juan de Sahagún. Salamanca 1891

Estella Goytre, Alberto (Director) y otros. La Plaza Mayor de Salamanca 3 vol., 2005 

José Ignacio Díez Elcuaz. Arquitectura y urbanismo en Salamanca (1890-1939). Colegio Oficial de Arquitectos de León, 2003

Sara Núñez Izquierdo, La obra del arquitecto Lorenzo González (1906-1964). De Arte, 13, 2014

Sara Núñez Izquierdo. El arquitecto Francisco Gil González (1905-1962) y la arquitectura salmantina del segundo tercio del siglo XX. Universidad de Salamanca, 2014.

Luis Angoso García, almacenes ARA. Cuaderno del Museo del Comercio de Salamanca nº4

Sara Núñez Izquierdo. El arquitecto Francisco Gil González (1905-1962) y la arquitectura salmantina del segundo tercio del siglo XX. Salamanca 2014

El arquitecto Genaro de No, Arquitectura contemporánea en España. Edarba, 1934 Madrid

Sara Núñez Izquierdo, El arquitecto Eduardo Lozano Lardet (1897-1968; titulado en 1923). Studia Zamorensia, Vol. XIII, 2014

Sara Núñez Izquierdo, La obra del arquitecto Lorenzo González (1906-1964). De Arte, 13, 2014

Sara Núñez Izquierdo, La vivienda en el antiguo recinto amurallado de Salamanca durante el Primer Franquismo (1939-1953), Salamanca 2014