La Puerta de Toro (plaza de España) y su fuente-abrevadero


La fotografía, de la que lamentablemente desconocemos su autor, muestra
una escena urbana en la Salamanca de inicios del siglo XX. Amas de casa y criadas,
artesanos y obreros, madres y niños que realizan su quehaceres cotidianos a pie,
o a lomos de burros, mulas o similares. Todavía no hay signos de mecanización.
Son las afueras de la ciudad, pero también el ensanche que romperá su
encorsetada extensión y le dará nuevos límites.


A primera vista no es fácil localizar el lugar que muestra esta fotografía (un cristal estereoscópico positivo), más aún cuando en la actualidad no se conserva ningún edificio reconocible en ella. A pesar de ello, el espacio urbano es prácticamente el mismo al de hoy en día. 

Se trata de la calle Toro en la confluencia con la plaza de España, por entonces la calle recibía el nombre de Doctor Riesco (entre 1891 y 1936) y la plaza, el de Puerta de Toro (desde 1864) en recuerdo de la puerta de la muralla que abría al camino que conducía a la ciudad de Toro y que fue derribada, según Araujo, en 1836 (aunque las evidentes huellas de la misma en el plano de 1864 de Francisco García San Pedro nos hacen pensar que tal vez desapareció algo más tarde, al menos su supresión total. Tal sospecha, la confirma Enrique García Catalán en su tesis Urbanismo de Salamanca en el siglo XIX (pág. 633) cuando asegura que el arco estaba aún en pie en 1865. La puerta había sido conocida también como puerta de san Mateo, por la cercana iglesia de san Mateo en cuyo solar se encuentra hoy la iglesia de san Juan de Sahagún).


1

El edificio de la farmacia Cobaleda

En la imagen, a la izquierda, al final de la calle Toro, se observa un edificio, hoy desaparecido, que fuera representante destacado de la arquitectura polícroma salmantina. Fue proyectado por el arquitecto D. Joaquín de Vargas y promovido por el maestro de obras D. Victoriano García Sánchez. Se construyó, con fachada de ladrillo y piedra franca, en 1905, en el solar que había resultado del derribo de los números 71, 81 y 83 de la entonces calle Doctor Riesco. 


Proyecto de casas en la calle Dr. Riesco (Toro) firmado por D. Joaquín de Vargas en 1904,
en el libro Arquitectura y Urbanismo en Salamanca (1890-1939) de José Ignacio Díez Elcuaz


El edificio mostraba una fachada a la avenida de Mirat que en el plano de Joaquín de Vargas, de 1904, recibe el chocante nombre de Ronda del Carmen. Araujo, en 1884, denomina el trayecto entre la Puerta de Toro y la Puerta de Zamora simplemente como La Calzada, formando parte del entonces novísimo paseo-carretera de circunvalación, mientras que al tramo entre el Puente Romano y el pozo de las Nieves le asigna el más lógico nombre de calzada (ronda o rondín) del Carmen por la presencia de los restos del convento carmelita de san Andrés y no parece, por tanto, apropiado su utilización en el plano de Vargas.

El plano de la ciudad de Francisco García San Pedro de 1864 señala este tramo como parte de la carretera de Villacastín a Vigo, que desde el puente Romano atravesaba la ciudad por Canalejas hasta la Puerta de Zamora, y era habitual encontrar en la prensa direcciones como afueras de la Puerta de Zamora, carretera de Vigo, para indicar ubicaciones en la actual avenida de Mirat. Tampoco era raro, tras la urbanización de la zona en 1905, la denominación de avenida de Vigo. En 1906 el ayuntamiento le otorgó el nombre de avenida de Mirat en honor de por D. Juan Casimiro Mirat que había urbanizado la zona de los Mínimos con sus hotelitos y esta denominación se ha mantenido hasta hoy.


Edificio en la esquina de la calle Toro y la avenida de Mirat fotografiado,
 antes de ser derribado, por Francisco Ruano.

En los bajos del chaflán del edificio estuvo la farmacia-óptica de D. Leoncio Cobaleda Montalvo que antes había sido del farmacéutico, abogado y propietario D. Luis Hernández Mirueña. Fue derribado en 1982 y sustituido por el actual edificio diseñado por el arquitecto D. Arsenio José Barbero, en cuyos bajos hoy se encuentra la tienda de calzados Silmos.


El edificio actual en la esquina Toro-Mirat



2

La clínica del Dr. Ferrer

Volviendo a nuestra imagen, al fondo se muestra una casa de cierto empaque y arquitectura ecléctica, con diversas influencias, de la que no hemos podido encontrar referencias sobre arquitecto, propietario o año de construcción. Seguramente fue edificada en la misma época que el anterior edificio, cuando se produjo un “boom inmobiliario” de la zona de los Mínimos que sin salto de continuidad se trasladó a la zona comprendida entre el camino de la Estación y el antiguo de camino de Toro (Mª Auxiliadora) entre 1900 y 1910. El edificio aparece en la imagen con dos plantas y un sotabanco que a lo largo de su historia acabó convirtiéndose en una tercera planta como atestiguan las siguientes fotografías:


Clínica de cirugía del doctor Ferrer, en la confluencia de Mª Auxiliadora
 y plaza de España, inaugurado en 1946. Fotografía de Celestino León publicada
 en el folleto de su inauguración.

Edificio en la esquina de la calle Mª Auxiliadora y la plaza de España fotografiado
poco tiempo antes de su derribo por Francisco Ruano.



Es probable que el edificio albergara, en el tiempo en el cual se obtuvo la fotografía que tratamos, la sede de Obras Públicas de la provincia y, con seguridad, a partir de 1946 y ya con tres plantas, acogió la clínica de cirugía del Dr. Miguel Ferrer que se mantuvo hasta el año 1966. El edifico continuó en pie 30 años más, hasta que fue sustituido por un enorme edificio de viviendas y locales comerciales en el año 1996.


Construcción del nuevo edificio en la esquina de la calle Mª Auxiliadora y la plaza de España. Imágenes del trabajo Desarrollo urbanístico de Salamanca en el Siglo XX: Planes y proyectos en la organización de la ciudad de David Senabre López.


 



De nuevo en la imagen protagonista, a la derecha, en la calle Toro, se observan de soslayo unas edificaciones más modestas y menos significativas que quizás fueran las que, haciendo esquina con la calle del Cristo de los Milagros, fueron derribadas a mediados de la década de 1980 y que en la siguiente postal aparecen a la izquierda:


Tarjeta Postal. Ediciones García Garrabella Zaragoza


3

La fuente-abrevadero de la Puerta de Toro

Una significativa estructura urbana es claramente visible en nuestra fotografía. Se trata de la fuente-abrevadero de la Puerta de Toro.


Un fragmento de la imagen


En 1875 se estableció en Salamanca un sistema de abastecimiento de agua del Tormes cuyo fracaso haría necesaria su pronta reforma. Fue en 1886 cuando se determinó el nuevo trazado de tuberías que, procedente de los depósitos de san Mamés (actual museo del Comercio), discurriría por el paseo de san Antonio hasta alcanzar la puerta de Sancti Spiritus donde giraría a la derecha para continuar la ronda hasta la Alamedilla, la Puerta de Toro y posteriormente hacia la Puerta de Zamora. Desde las Puertas descenderían sendas tuberías hacia la Plaza Mayor. 

En abril de 1888 las obras estaban muy avanzadas y ya habían alcanzado la Puerta de Zamora, fue entonces cuando el ayuntamiento, con el empuje del concejal D. Florentino Pollo, decidió la instalación de caños tanto en la Puerta de Zamora como en la Puerta de Toro, añadiendo además un abrevadero para los animales en esta última. 

El arquitecto municipal, D. Manuel Pérez González, presentó en enero de 1889 el proyecto para una fuente en la Puerta de Toro que aunaba la función de caño para la vecindad y abrevadero para sus animales. 

La obra fue sacada a subasta el día 23 de enero de 1889 con un presupuesto de licitación de 7728,97 pts.,  importe por el que fue adjudicada al maestro de obras D. Tomás Marcos Iglesias, único licitador. 

La curiosa construcción sería realizada en granito y piedra franca de diversa calidad. Su extraña forma permitiría aislar a humanos que, ascendían al caño a través de escaleras, de las bestias del abrevadero adosado. La fuente dispondría además de una farola de aceite o lucilina. 

Al parecer la obra del caño quedaría terminada, con más retraso de lo previsto, en las ferias de septiembre de 1889 y el abrevadero poco tiempo más tarde.

No sabemos con certeza cuando fue retirado el caño de la Puerta de Toro, pero es muy posible que lo fuera cuando el Decreto de 18 de julio de 1932, que permitía desarrollar obras con cargo a la Décima, hizo posible la reforma de la Puerta de Toro. 

La reforma de la plaza culminó en septiembre de 1933 y en su inauguración recibió el nuevo nombre de plaza de la República, nombre que perduró hasta 1936 cuando se cambió por el de plaza de España, mantenido actualmente. A pesar de esto, el apelativo de Puerta de Toro se conserva en el acervo cultural de una buena parte de salmantinos.


Plaza de la República hasta el 8 de septiembre de 1933 se conocía como Puerta de Toro.
El Adelanto 3 de septiembre de  1933


La fuente debió de ser trasladada muy pronto al Camino de las Aguas ya que aparece en los planos del parcelario de la República y desde entonces, con diversos movimientos, arreglos y reformas, allí continúa.


La fuente de la plaza de las Aguas. Guzmán Gombau años 50





La fuente en la actualidad en la plaza de las Aguas



César Hernández R.
Salamanca, 23/08/2022 Rev. 00


 



Fuentes:

Arquitectura y Urbanismo en Salamanca (1890-1939) Díez Elcuaz, José Ignacio

La Reina del Tormes: guía histórico-descriptiva de la ciudad de Salamanca, 1884.  Araujo, Fernando 

Desarrollo urbanístico de Salamanca en el Siglo XX: Planes y proyectos en la organización de la ciudad. 2003. Senabre López, David 

Urbanismo de salamanca en el siglo XIX, 2013. García Catalán, Enrique.

Prensa histórica de la época