Vendedores Callejeros



Grupo de personas en la Plaza Mayor con carrito en forma de barco
 Imagen de autor desconocido, ca. 1900, obtenida de una fotografía estereoscópica 


No es fácil conjeturar un motivo para esta simpática reunión. Tal vez, sólo se trate de la escenificación que el fotógrafo organizó con la curiosa concurrencia que se le acercaba atraída por el arte de la fotografía que, aunque a esas alturas ya estaba consolidado, todavía no estaba generalizado.
Son los años del cambio de siglo, cuando estaba ausente de la Plaza Mayor el templete que realizó, en 1893, la fundición Moneo y que fue retirado al parque de La Alamedilla en 1898 y vuelto a colocar en 1906. Adultos y niños se mezclan en la pose, estos últimos utilizaban el ágora como espacio para sus juegos haciendo honor a su condición de parque y jardín. Niñeras y criadas aparecen junto a otros adultos de difícil clasificación.

El llamativo carrito, que parece tener forma de barco, podría ser el artilugio expositor de un confitero ambulante o vendedor de golosinas.
Para entonces lo normal no eran las golosinas sino la escasez. Y aunque desde principios del siglo XIX el precio del azúcar bajaba progresivamente, consecuencia de la introducción del método de obtención de la misma a partir de remolacha y del masivo cultivo de esta, amén del de caña, solo había pasado de ser un producto de lujo a ser simplemente caro. Poco más de dos kilos de azúcar podían comprarse con el sueldo de un obrero, alrededor de 2,5 pesetas en su jornal diario, muy poco comparado con los aproximadamente 40 kilos que se pueden adquirir hoy con el jornal diario que aporta el salario mínimo interprofesional actual. El caramelo, importado o fabricado artesanalmente en confiterías y pastelerías ya que no hubo fábrica industrial en Salamanca hasta 1920, la del Sr. Santiago Bermejo (La Mallorquina), solo estaba al alcance de las familias acomodadas y era una verdadera “fiesta” para el resto.
© C.H. fc 21/09/17 Rev. 00


Charlatán ambulante en la Plaza del Mercado- Cándido Ansede

Charlatán en la Plaza del Poeta Iglesias, Luis González de la Huebra

Charlatán en Poeta Iglesias.
Probablemente el mismo de la foto anterior de Luis González Huebra

Charlatán en los alrededores del Mercado Central de Abastos


Tomando café en los soportales de San Antonio - Cándido Ansede
1927-1928 Filmoteca de Castilla y León Colección Cándido Ansede



Limpiabotas - Felipe Torres


Limpiabotas

Limpiabotas en la plaza del Mercado en los años 50


Turronera en la plaza del Mercado

Turronera en la plaza del Mercado

turroneras en los Portales de San Antonio



Basurero por la calle Zamora, Candido Ansede


Castañeras en el Pozo Amarillo


Vendedores ambulantes en la Plaza durante las ferias,  Cándido Ansede

Botijero en el Corrillo

Romeria de la Virgen de la Salud en Tejares, Candido Ansede

Vendedoras de avellanas en Tejares, Candido Ansede


Cacharrero en Tejares, Candido Ansede

Cacharrero en Tejares, Candido Ansede

Churrería al aire libre


Vendedor de helados frente al Convento de las Ursulas, Candido Ansede

Vendedores de zambombas, Candido Ansede


Vendedora de chucherías, Guzman Gombau

Heladero en la Plaza Mayor, Guzman Gombau

Máquina de pipas en los soportales de San Antonio, Luis Cortés

Máquina de pipas enfrente del Villarrosa, Guzman Gombau

Venta de globos y muñequitos en la escalera del Ochavo, Luis Cortés

Vendedora de melones- Felipe Torres

Colchoneros vareando la lana - Felipe Torres