Calle de Zamora


Salamanca,..., se me presentaba en la calle de Zamora, vestida de paño y de terciopelo, de hierro y de gamuza, como una especie de ricahembra apercibida a asistir al Consejo o a la batalla, y más aficionada al templo que al sarao.....
Pedro Antonio de Alarcón. “Dos días en Salamanca”



Asentada sobre la vía de la Plata, la calle de Zamora fue durante siglos la principal entrada a Salamanca. Allí edificaron sus casas señoriales y mayorazgos muchos nobles linajes salmantinos. Hoy, muy remozada, apenas conserva vestigios de lo que fue, pero mantiene ese aire distinguido que parece consustancial a su innata naturaleza de vía de tránsito.


Calle de Zamora en el plano basado en
Francisco Coello de 1858 y en 2012



















La metamorfosis del Casino


Tras el desahucio que le obligó a abandonar la sede que ocupaba desde 1865 en el piso superior del café Suizo, la sociedad recreativa Casino Mercantil de Salamanca alquiló en 1880 a don Leopoldo Maldonado, conde de Aldana, este inmueble de la calle Zamora, casi enfrente de su sede anterior. El edificio conocido como palacio Figueroa o de los Maldonado de Amatos fue mandado construir por don Juan Rodríguez de Figueroa en 1545 y su traza se atribuye a Rodrigo Gil de Hontañón. El antiguo palacio había llegado muy reformado al siglo XX, conservaba la entrada de medio punto con medallones en las enjutas y semicolumnas sobre pedestales y coronando un balcón, probablemente ventana en su origen, flanqueado de dos escudos borrados y mostraba elementos modernos como los miradores superiores o la ventana modernista del piso inferior amén de un establecimiento comercial denominado Casa Germán. Este es el estado que presenta la fotografía de Venancio Gombau.

En 1919, el Casino adquiere la propiedad del edificio y se empieza a pensar en una reforma en profundidad. Esta tiene lugar a comienzos de los años treinta. La obra fue dirigida por el arquitecto Santiago Madrigal y afectó a todo el inmueble que se amplió en la calle Concejo, variando la distribución y modificando el patio interior. En la fachada de la calle Zamora fueron eliminados los miradores y la ventana modernista, además la desaparición del establecimiento Casa Germán permitió la homogeneización de los huecos de ventana (2ª fotografía).

Entre los años 1948 y 1949, una nueva reforma, dirigida esta vez por Fernando Población, recreció el edificio en una planta, igualando las alturas en todo el conjunto, siendo también ampliado el patio neo plateresco. Con pequeñas variaciones, este es el estado actual del edificio.


© C.H. fc 05/06/15 Rev. 00




D. Norberto, el profesor de matemáticas, y el palacio de Montellano

A un mes y un día de arresto mayor y 5.000 pts. De multa fue condenado en 1968, por injurias a la autoridad, el admirado catedrático de análisis matemático de la Universidad D. Norberto Cuesta Dutari. La denuncia fue presentada por el obispo de la Diócesis molesto por las opiniones del profesor, opuestas a las intenciones de demolición del este edificio, vertidas en un artículo titulado "Luz y Taquígrafos" publicado en la "Hoja del Lunes" del 11 de septiembre de 1967. D. Norberto, que se negó a cumplir la condena, logró detener el proyecto de derribo del convento, consiguiendo que la Dirección General de Bellas Artes dictaminase su conservación.
El noble palacio del siglo XV, casa principal de los Señores de Montellano, fue transformado por compra, a finales del siglo XVI, en convento de Trinitarios. Desde finales del siglo XIX funcionó como parte del colegio de las Jesuitinas y hoy como Colegio Mayor Universitario Montellano.

© C.H. fc 14/03/16 Rev. 01 (28/09/18)




Escalera de la casa de los Monroy.
Conde de Montalvo.
La Basílica Teresiana 1 de mayo de 1917.